Aquí cabemos todos

silencio

No me gustan mucho los balances. Suponen un final y no lo hay: este blog continua, lento, pero continua. La exposición inaugurada en Archivo de Bogotá en noviembre de 2012 sigue abierta hasta finales de este mes. Habrá una nueva inauguración en febrero, en fin nada terminó. Pero igual, devolvámonos algunos meses para atrás… A esa noche muy rara en que nos sentamos todos en la oscuridad a escuchar ruidos. Fue en la Redada, en Bogotá, a finales de noviembre. Poco antes, los festivales  Sonema y Lado b habían puesto en la Web una veintena de archivos sonoros “mios” e invitado a músicos y creadores de ruidos a inventar miniaturas sonoras libremente inspiradas de estos sonidos, con una regla de juego: no podían usar más de tres pistas de las 24.

Recibimos 81 creaciones, de 16 países diferentes.

Descubrirlas fue cómo abrir un regalo de navidad antes de tiempo: los disparos, los discursos y las ranas rebotaban entre juegos de niños y palabras de guerra. Los recuerdos amargos se iban desvaneciendo en la respiración apacible de mi hija, grabada mientras dormía. No hubiera podido imaginar que en Bogotá, Medellín, México, Madrid, Berlín, Pristina iban a descargar esta respiración y limpiarla, cortarla, torcerla para hacer esta música tan particular, mezclada de viento, crujidos y ecos que escuchamos aquella noche.

Las voces ya no están solas.  Las rodean estas creaciones.  Para iniciar el año, les pondré “Aquí cabemos todos” de Jacky Shreiber (Venezuela). Nos pasearemos por las otras más adelante, y sé que las volveremos a escuchar en otras oportunidades. De hecho algunas estarán presentes en la próxima exposición del Memorial en Bogotá en febrero y marzo. La buena noticia es que esto apenas empieza.

aquicabemostodosjackyschreiber.wav

Anuncios